Colchones

Fundamental en nuestra vida

 

Los colchones, un elemento esencial en nuestras vidas, no hay otro producto dentro de nuestro hogar tan importante como el colchón, es imprescindible disponer de un colchón bueno, cómodo y confortable.

El ser humano necesita dormir para descansar, pare reponer las fuerzas, para desconectar del día. Tanto el cerebro como  el cuerpo necesita de un mínimo de horas para reponerse, por eso la total necesidad de dormir y disponer de un equipo de descanso en condiciones.

Con el colchón adecuado conseguimos relajarnos, profundizarnos y descansar con las que realizamos unas horas de sueños imprescindibles. Al dormir bien nos levantamos con más vitalidad, más energía, dispondremos de una mejor concentración todo el día, nos sentiremos de buen humor… la importancia de un buen descanso en innegable y para conseguir esto necesitamos de un buen colchón.

Para conseguir un buen descanso se han fabricado una gran variedad de colchones diferentes, cada uno posee unas características diferentes, que simplemente los hace diferenciarse. Hoy en día nos damos cuenta la gran variedad de gustos y personas diferentes, este mismo concepto de aplica a los colchones, pues cada persona necesitara de unas características en el colchón para descansar totalmente.

Hoy en día podemos diferenciar dos  grupos de colchones fácilmente, los colchones con núcleo de HR y lo colchones de muelles, dentro de estos grupos existe un gran número de variantes de colchones que pretenden conseguir cubrir las necesidades que puedan necesitar cada persona. Los colchones con núcleo de HR suelen absorber el impacto en la tumbada, esta suele ser homogénea en toda la superficie del colchón, no transmite ningún tipo de bote al sentarnos en él y suelen presentar un excelente confort. Los colchones de muelles son muy transpirables, están recomendados para personas calurosas y dependiendo de la versión del colchón poseen características muy interesantes como la independencia de lechos que equilibra los pesos que soporta el colchón en su superficie, este tipo de característica la incorpora los muelles ensacados.

Teniendo claro que el núcleo de HR o la carcasa de muelles son el centro del colchón, explicamos que la combinación de capas superior o inferiores es lo que realmente va a proporcionar al colchón un tipo de tumbada y su respectivo confort.

Una de los materiales que se utiliza desde hace años en la fabricación de colchones es la viscoelástica. Este material tiene una serie de características muy concretas, una de ellas en la capacidad de adaptarse a un cuerpo cuando este le aplica una determinada presión. La viscoelástica se adapta a la superficie del cuerpo y proporciona un gran confort. Dependiendo del tipo de material viscoelástico, de la densidad del mismo y de los céntimos de altura que posea la capa de viscoelástica, esta se comportara diferente. Los colchones con muchos centímetros de viscoelástica suelen ser muy adaptables, en contrario la superficie que presentan no son firme, dependiendo de los gustos de la persona este tipo de tumbada será o no de su agrado.  

Uno de los principales inconvenientes de la viscoelástica es la acumulación de calor que presenta este material, esto es un problema para aquellas personas que son excesivamente calurosas y no desean colchones que acumulen calor, para intentar solucionar esta característica se han desarrollado varios tipos de materiales viscoelásticos, como son la viscoelástica de gel y la viscoelástica de grafeno. Estos materiales suelen tener una menor acumulación de calor y mejor dispersión del mismo.

Hoy en día se recomienda que los colchones no posean muchos centímetros de altura en su capa de viscoelástica. Una de las técnicas que se utilizan en los colchones de gama alta es la combinación de diferentes capas formadas por diferentes materiales para conseguir el máximo confort.

Como probar un colchón   

 

Cómo llegar